24H. en Zas


Por la mañana

Si sólo dispones de un día para descubrir nuestro municipio, te aconsejamos iniciar la jornada visitando el considerado primer pazo de Galicia, Torres do Allo, que te dará la bienvenida con una espectacular avenida de robles centenarios. Torres do Allo no sólo es un pazo, allí podrás disfrutar de un entorno natural lleno de historia con su iglesia renacentista, sus hórreos y su frondoso bosque de castaños.

Muy cerca, en el núcleo urbano de Baio, encontrarás un espacio natural, su carballeira, desde el cual iniciar una pequeña caminata, bordeando el río Grande, hasta llegar al área recreativa de Pedra Vixía. Por el camino, verás antiguos molinos, un rico patrimonio etnográfico en buen estado de conservación. Desafortunadamente, ese no es el estado en el que encontrarás el Dolmen de Pedra Vixía, restos pétreos de época megalítica localizados a poca distancia de este espacio de esparcimiento, siguiendo el margen izquierdo del río.

Ya de vuelta al centro de Baio, y para terminar la mañana, si lo deseas, podrás hacer tus compras en alguna de las numerosas tiendas de la localidad. Luego, te aconsejamos descansar de tus compras en cualquier local de hostelería y disfrutar de su buen y acogedor ambiente. Llegada la hora de comer, puedes elegir entre algún restaurante de Baio, o si lo prefieres, desplazarte hasta el núcleo urbano de Zas, desde donde partirá el recorrido de la tarde. Sea cual sea tu opción, te aseguramos que degustarás los mejores productos gastronómicos de la zona.


Por la tarde

Nuestra propuesta será dirigirte a un espacio revitalizante tras el almuerzo, a la carballeira de Zas, escenario, cada primer sábado de agosto, de uno de los festivales de música folk más importantes de Galicia. Para ello, pasarás por delante de la casa consistorial y la iglesia parroquial del siglo XVI. Después de tomar aire fresco en medio de este entorno natural de gran valor paisajístico, es momento de poner rumbo hacia el sur del municipio, hacia la histórica parroquia de Brandomil, con yacimientos arqueológicos de relevancia. Allí, podrás subirte al lomo de su puente sobre el río Xallas y trasladarte, con imaginación, a la época de los romanos. De aquellos años son los restos (aras, columnas, ménsulas) que podrás observar paseando por el lugar, ya que fueron reutilizados por los vecinos para sus construcciones particulares.

Si lo deseas y el tiempo no apremia, existe una ruta diseñada que continúa por la carretera de Muxía para conocer uno de los grandes monumentos megalíticos de Galicia, el Dolmen de Arca da Piosa, visitando primero Pozo Limideiro, una antigua explotación aurífera, probablemente de la era romana.

Cuando caiga la noche y necesites retomar fuerzas y descansar, en el municipio Zas encontrarás hostales, casas rurales y pensiones donde poder alojarte.

Compartir: